Cómo hacer buenas mamadas

Martina    enero 28, 2019    Comentarios desactivados en Cómo hacer buenas mamadas

El sexo oral es una de las prácticas sexuales más placenteras que existen. Pero, ¿sabes los trucos de cómo hacerle a la mejor felación? ¿Sabes cómo hacerle las mejores mamadas para que no se olvide fácilmente? En Skokka te contamos todos los trucos y los tipos de mamadas que mayor satisfacción les producen, porque el sexo oral para ellos es una elección infalible. Aunque no sea el 14 de marzo que es el Día Internacional de la mamada, siempre es buena opción.

La elección no depende de nada más que de la comunicación, como siempre hemos dicho, con la persona con la que vayas a compartir estos momentos. Es muy importante saber los gustos y las fantasías de la otra persona. Y obviamente, que esa persona sepa los tuyos. Sólo de este modo cualquier tipo de práctica sexual será un éxito independientemente de lo buena que seas haciendo mamadas.

mamadas

Trucos para hacer las mejores mamadas

Para poder disfrutar con el sexo oral es imprescindible saber qué os gusta a ambos. Pero igual de importante es conocerte a ti mismo, saber lo que sí y lo que no. ¿Ya lo sabes? Pues ahora ya es momento de dar un salto más allá y descubrir cómo puedes hacer las mejores mamadas y saber que es también con lo que más vas a disfrutar tú.

Mamada pasional

Con este tipo de mamadas hablamos de aquellas que empiezan nada más entrar por la puerta. El juego también es importante y esta práctica es ideal para cualquier tipo de pene. El truco es que varíes. Que alternes el juego con la lengua con los movimientos de succión con los que más cómoda te sientas. Desde los testículos hasta el glande, más despacio o más deprisa, más o menos profunda… y cómo no, nunca olvides la saliva.
Puede que incluso a tu pareja le guste que alternes los dientes con un erótico juego y deslizándolos suavemente por la piel de su pene. El mejor amigo que puedes hacer en estos casos y que pondrá el juego en acción y sin frenos.

mamada_pasional

Mamada tántrica

La idea de la mamada tántrica es ir más allá del orgasmo y conseguir un paso más. ¿Cómo? Muy fácil, cuida los detalles. A veces el sexo no es sólo sexo como tal, es decir, la penetración. Juega un papel muy importante tanto el ambiente que produzcas a la hora de la práctica como también detalles como la lencería que elijas. ¿Y los juguetes? Eso siempre es un punto positivo en las relaciones sexuales.

¿Quieres saber cómo puedes caldear el ambiente? Prueba a susurrarle palabras con cara de traviesa antes de realizar cualquier succión. Y si además esos susurros los acompañas con una buena mirada lasciva y de “ganas”, la batalla está ganada. Añade suaves caricias, roces, en la parte interna del muslo. No dejes que la intensidad decaiga. Juega. Disfruta.

Mamada artesanal

El truco de esta mamada es de lo más fácil. Sólo tienes que poner tus manos a trabajar a la vez que la lengua y los labios. Jugando con la punta de la lengua puedes activar también a la vez un suave masaje. Mueve tus manos de arriba a bajo. Masajea haciendo subir y bajar la piel del pene por debajo del glande. Es un éxito seguro pero a la vez puede resultar un poco laborioso. Por eso la idea es combinar tanto el juego de la lengua con el de las manos. ¿Estás preparada para probarlo?

mamada_profunda

La mamada perfecta

¿Existe la mamada perfecta? Es difícil decir que una sola práctica es la perfecta para todos. Cada uno tiene unos gustos, un pene diferente, unas sensaciones distintas… Pero aún así, en lo que coinciden la mayoría de los hombres, es en la excitación que produce una mamada como si estuvieras en una película porno. ¿Qué significa? Sencillo. Lame despacito desde la base del pene hacia arriba. Juega con tu lengua haciendo movimientos seductores alternando el ritmo. Y en el momento en el que llegues a la punta, levanta la mirada. Dedícale una mirada lasciva mientras juegas con la lengua y la punta de su miembro para luego acabar con una succión profunda y con ganas. ¡Infalible!