Foot Fetish: cómo masturbar correctamente con los pies

Deborah    enero 24, 2019    Comentarios desactivados en Foot Fetish: cómo masturbar correctamente con los pies

Una de las prácticas sexuales que está más de moda últimamente es el foot fetish. Pero ¿en qué consiste exactamente? Hasta ahora nunca se había concebido esta parte del cuerpo como causa de erotismo y morbo por sí sola. Pero gracias al poder de la imaginación y creatividad, junto con las ganas de experimentar, ya son muchos los que disfrutan de esta sencilla práctica.

Foot Fetish

Un fetiche sexual es sencillamente una atracción y un gusto desmesurado por un objeto o parte del cuerpo muy concreta. En este caso, se trata de los pies. Por eso es importante cuidar hasta la última parte del cuerpo. Muchas personas disfrutan haciéndoles cosquillas, acariciándolos, besándolos, chupándolos e incluso oliéndolos. Sienten una verdadera adoración por esta parte del cuerpo. Incluso hay otros tantos que encuentran placer en cosas que los rodean, véase medias (pedulatría) o zapatos (retifismo o altocalcifilia).

foot fetish

Recibe el nombre de podofilia, aunque es más conocido en inglés. El foot fetish ya protagoniza incluso hasta su propia categoría en las principales webs de porno. Y es que cada vez son más los que descubren los nuevos placeres que pueden dar los pies. Hay algunos que incluso tan sólo con ver unos bonitos ya se ponen cachondos.

Dar y recibir placer

Los misterios del placer son muy personales. No hay dos personas iguales con los mismos gustos sexuales exactos. Y más cuando se trata de una zona de la anatomía humana con multitud de terminaciones nerviosas conectadas directamente con el centro del placer en el cerebro. Por lo que los pies son altamente sensibles a cualquier roce. Y si no, ¿quién no disfruta de un buen masaje de pies?

foot fetish placer
  • Zapatos: Sandalias, tacones… algo elegante que deje ver y muestre parcial o totalmente los pies. Que estilice y no sea muy complejo o incómodo.
  • Uñas: Llevar la pedicura hecha, las uñas pintadas, cortadas… Ni muy largas, ni muy cortas. Teniendo en cuenta que se van a utilizar en zonas muy sensibles… Se pueden prevenir heridas y molestias futuras que puedan interrumpir el acto sexual.
  • Cremas: Al igual que el resto del cuerpo necesita de una serie de cuidados. En especial porque se trata de una zona que sufre mucho. Los cambios de tiempo, mantener y sostener el peso del cuerpo, desplazarse de un lado para otro, etcétera. Mantenerlos hidratados y suaves es muy importante para disfrutar realmente de este fetiche.
  • Temperatura: Los contrastes de frío y calor a veces son buenos. Pero con los pies fríos es difícil concentrarse y disfrutar plenamente. Aunque a algunos tener sexo con los calcetines puestos puede significar un descenso de la tensión sexual.

Cómo masturbar con los pies…

Si quieres producir placer con tus pies y desencadenar una serie de sensaciones sexuales y placenteras hay algunas cosas que deberías saber con antelación.

foot fetish cuidado

En primer lugar, lo más importante es mantener los pies limpios, suaves y cuidados. Una vez listo tan sólo tienes que tomártelo con calma y dejarte llevar. Recorrer con tus pies cada centímetro de su piel, detenerte en aquellas zonas más sensibles y erógenas. Tómate tu tiempo, no tengas prisa y deja que sienta cada segundo.

Además puedes probar con diferentes movimientos, fuerza, formas… Realiza combinaciones y tiéntale. ¡Pon a prueba tu creatividad!

Para ello también hay que pensar en cuáles son las mejores posturas para ellos. No queremos que nos de un calambre en mitad de la faena y nos corte el rollo ¿no? Una en la que te encuentres cómodo y te de completo acceso y libertad para realizar todo lo que deseéis.

En este tipo de fetiches, cuando estás disfrutando de ellos, al igual que como pasa con muchos, es importante no parar. Porque se baja la líbido.  Por ello hay que dejar que todo fluya y llevar un cuidado constante de nuestros pies. Con este fin se pueden utilizar todo tipo de cremas y lubricantes. Que aseguren la suavidad, sensibilidad y fluidez.

De esta manera está al 100% asegurado un placer intenso y duradero del foot fetish.

foot fetish fetiche

A un hombre…

Puedes comenzar a juguetear con sus testículos realizando círculos con tu dedo gordo del pie o incluso con la planta como si lo hicieras con las manos. Sin ejercer demasiada presión cómo para resultar molesto.

También puedes tomar el pene entre tus dos pies y realizar movimientos de arriba abajo. En este caso es muy importante la lubricación, recordar que para intensificar el placer todo tiene que “fluir”.

A una mujer…

Aquí juegan un papel fundamental la temperatura y la buena higiene y las uñas. Ya que se puede llegar a introducir algunos dedos dentro de la vagina. Por lo que puede tener un resultado desagradable si estos aspectos no se cuidan.

Se puede juguetear con el clítoris, repasar la forma de los labios de su vulva… ¡El límite es tu imaginación!