Aprende todo sobre las bolas chinas

Deborah    diciembre 13, 2017    Comentarios desactivados en Aprende todo sobre las bolas chinas

Las mujeres experimentan una serie de cambios en su cuerpo que afectan de manera muy importante a su vida sexual. Por ello muchos recomiendan el uso de bolas chinas para fortalecer los músculos vaginales y mejorar sus relaciones.

Desde que salió a la venta de 50 sombras de Grey sus ventas aumentaron notablemente. Pero,  ¿qué son realmente las bolas chinas? ¿Para qué son útiles?

¿Qué son? ¿Tipos y Dónde encontrarlas?

Se trata de un mecanismo compuesto por dos bolas unidas por un hilo. A la hora de elegir cuál comprar en una tienda erótica, hay que tener en cuenta tres aspectos:

  • Medida: Se pueden encontrar de diversos tamaños. La media es de 35 mm aproximadamente. 
  • Peso: Es mejor empezar con las que pesan poco. Se pueden encontrar con bolas chinas desde 28 g. hasta 100 g. o más.
  • Material:  Existen multitud de marcas que las fabrican por lo que hay que tener cuidado con el material. No debe ser poroso (como el plástico), ni áspero. El hilo o cordel de extracción para no acumular bacterias no tiene que ser de hilo si no que mejor si está plastificado o es del mismo material que las bolas.  Recomiendan la silicona , entre otros, por su carácter hipoalergénico.

ORIGEN

Las bolas chinas se cree que las inventó un emperador japonés, Ben Wa, para sus concubinas. De esta manera  le ayudaba a preparar a cada una con los preliminares y a estar listas para satisfacer todas sus necesidades sexuales. Más tarde, las geishas también las utilizaron para entrenar el suelo pélvico.

De ahí vienen los distintos nombres por los que se conocen a este producto. También llamadas bolas de geisha o Ben Wa.

utilizar bolas chinas

¿Para qué sirven?

El principal uso que las personas otorgan a las bolas chinas son la de juguete sexual como precedente al sexo. Pero tienen otro uso muy beneficioso: fortalecer el suelo pélvico.

Por lo que lo recomiendan para aquellas mujeres:

  • Que quieran quedarse embarazadas.
  • Tras la cuarentena después de parir.
  • Que sufren de hipotonía (un suelo pélvico muy debilitado).
  • Tenistas, runners, gimnastas, cantantes, etcétera.
  • Mujeres con sobrepeso.
  • Durante la menopausia.
  • Que quieran evitar incontinencias actuales o futuras.

También, sencillamente, aquéllas mujeres sanas que quieren fortalecer su musculatura del suelo pélvico.

¿Qué es el suelo pélvico?

Se trata de un conjunto de músculos situados en la parte inferior del abdomen. Su función es cerrar la cavidad y sostener los órganos pélvicos. Entre éstos se encuentran la vejiga, uretra, útero y vagina que situados correctamente hacen que todo funcione normal y correctamente.

Como en el resto de músculos se deben cuidar dos partes: el tono y la fuerza. El primero se refiere a la capacidad para tensarse de manera inconsciente o involuntariamente. Por otro lado la segunda es la resistencia en la contracción voluntaria.

Para reforzar ambas cosas de manera completa se pueden hacer ejercicios Kegel combinados con bolas chinas. Si se es constante y se entrena todos los días, se notan los efectos al mes de comenzar a entrenar.

Otros productos como los conos o pesos vaginales similares al Kegel se utilizan para trabajar la fuerza ya que se realiza de manera voluntaria. Mientras que el uso de las bolas de geisha estimula las fibras de los músculos de suelo pélvico de manera inconsciente.

¿Cómo utilizar bolas chinas?

¿Cómo utilizar las bolas chinas?

Pueden usarse en la vagina o en el ano, pero antes es importante conocer las instrucciones de uso para evitar posibles problemas. Se pueden introducir como si fuera un tampón, asegurándose de que el hilo de extracción queda fuera.

  1. Lo primero de todo es la relajación, tranquilidad y comodidad completa del cuerpo.
  2. Añadir lubricante en la primera bola para la mejor introducción.
  3. Comenzar lentamente. Primero una bola para principiantes con poco peso.
  4. Se aconseja utilizar entre 15 minutos para comenzar y luego pasar a 30 minutos tras dos semanas. Si se notan molestias o agujetas, es recomendable parar de utilizar las bolas chinas un par de días.
  5. Al ponerse de pie, el peso de las bolas hará su efecto y tenderán a caer. Por lo que realizará presión y los músculos deberán sujetarla. Si no lo hacen, se puede empezar a fortalecer el suelo pélvico, con este producto tumbada. Si no, con los movimientos, chocarán con las paredes vaginales y las bolas que contienen más pequeñas girarán, por lo que estimularán la zona. Es probable que algunas mujeres lo encuentren placentero.
  6. Se pueden usar libremente sola, en la intimidad de la casa o para salir a la calle a dar un paseo, ir a trabajar, etcétera. Seguro que esto hace el día mucho más interesante.

Bolas chinas placer

Consejos sobre higiene

Antes del primer uso, tras comprarlas en la tienda erótica se recomienda esterilizarlas. ¿Cómo? Muy fácil, poniéndolas diez minutos en agua hirviendo. Además tras cada uso lavarlas con agua y jabón neutro y guardarlas en una bolsita de tela. De esta manera se aisla de las bacterias y suciedad exterior.

También es muy importante leer las instrucciones de uso y especificaciones que indica cada marca. Sobretodo para saber para qué casos no es recomendable usar bolas chinas. Por ejemplo, durante el embarazo o la menstruación, si se tiene alguna infección vaginal o urinaria, al mismo tiempo que la penetración o si se tienen molestias al llevarlas.

Por lo que si se tiene algún problema o disfunción sexual es aconsejable acudir a un especialista y consultar si se puede.

Beneficios para la vida sexual

Además de fortalecer el suelo pélvico, preparar para embarazos y mejorar la incontinencia también tiene beneficios sexuales.

La primera son la de orgasmos más intensos y duraderos. ¿Por qué? Al tonificar la zona, mejora la circulación sanguínea y favorece una mayor lubricación natural. Por lo que se recupera y aumenta la sensibilidad en el suelo pélvico y los genitales.

Además que mejoras el control sobre esos músculos y serás capaz de apretar durante las penetraciones. De esta manera el hombre lo notará más estrecho y se producirá más fricción y por lo tanto más placer.

En conclusión, es recomendable comprar unas bolas chinas de calidad, con la forma, tamaño y peso adecuado para entrenar, practicar y disfrutar de todos los beneficios que ofrecen.