Alcohol y sexo. ¿Buena mezcla?

En multitud de ocasiones se tiende a salir y beber alcohol justo antes de tener relaciones sexuales. Algunos incluso piensan que resulta afrodisíaco. Es decir, que sirve como estimulante sexual y te hace más proclive al sexo. Pero, ¿hasta qué punto es cierto?, ¿merece la pena? No sería la primera vez que algún hombre o mujer se despierta al día siguiente acompañado de alguien que no conoce ni se acuerde.

Realizamos una encuesta a nuestros seguidores de twitter para comprobar cuántos suelen beber cuando van a tener sexo. Según los resultados, parece que es una práctica extendida aunque las bebidas alcohólicas afectan de manera diferente según la persona. Cabe resaltar que hay algunos efectos que sí son comunes.

Alcohol y sexo ¿buena mezcla?

Efectos positivos del alcohol

Por una parte este tipo de bebidas desinhibe. Cuando tomas un par de copas te relajas y te vuelves más abierto. Hablas con más gente, estás de mejor humor… Esto se debe a que afecta a tu cerebro por lo que te dejas llevar más por tus impulsos. Cuando llevas una copita, si te apetece algo, lo haces. Potencia tus emociones, sin vergüenzas ni complejos.

Otro efecto positivo es que te produce inicialmente excitación. Dilata las arterias, por lo que sientes más calor y se acumula la sangre en tus genitales. Cosa que favorece que, al principio, se humedezca la zona, aumente de tamaño y se caliente. Lo que junto al estado de relajación puede resultar una bomba sexual descontrolada.

Efectos negativos del alcohol

Con los excesos, dejas de ser capaz de interpretar correctamente las sensaciones y emociones. Por eso cuando bebes dejas de sentir los tocamientos de la misma manera. Tu cerebro no está receptivo y físicamente estás menos sensible. Así que aumenta el tiempo que se necesita para tener un orgasmo y/o eyacular. Por lo que puede desembocar en momentos de insatisfacción e incómodidad.

Ese mismo estado dificulta la toma de decisiones, se pierde la lógica y la perspectiva. Por lo que hay más probabilidad de no cuidarse. Se trata de uno de los efectos más conocidos: la deshidratación y sequedad. Resaca, dolor de cabeza, lagunas de memoria… Aunque no seas consciente en el momento, tener relaciones ebrio puede resecar e irritar tus genitales. No controlas ni mides tus palabras y acciones en esos momentos. Luego puedes arrepentirte de la persona con la que acabaste, olvidar usar condón, la forma o alguna práctica sexual que decidiste hacer por dejarse llevar más de la cuenta.

No es un misterio que a largo plazo las bebidas alcohólicas pueden causar serios problemas crónicos. Sobretodo en lo que al corazón respecta. La cantidad de azúcar que tiene produce dificultades en la circulación, reduciéndola y complicándola. Así que se traduce en menor posibilidad de sexo en el futuro porque para ello necesitas una buena capacidad cardíaca.

Por la misma razón (dificultades sanguíneas) puede producir problemas de erección. En mayor o menor medida hasta el punto de que la sangre no llega en la cantidad suficiente para empalmarse. Estudios dicen que hasta un 11% de parejas no alcanzan el orgasmo por culpa del alcohol.

En resumen, queda claro que puede resultar buena mezcla pero solo sin abusar. Cuando se controla de verdad la cantidad que se toma (1, 2 o 3 copas) puede resultar satisfactorio. Porque perdemos la vergüenza y ganamos más confianza en nosotros mismos. Por algo dicen que los excesos nunca son buenos.

 

7 comentarios en “Alcohol y sexo. ¿Buena mezcla?

  1. Bruxo

    Buen mediodía de octubre DebiS!
    Hoy traes un tema en el que la mayoría de la gente puede opinar por experiencia propia.
    Estoy de acuerdo con lo que comentas de “pros” y “contras”. En los beneficios, hay gente que los invierten en contras porque no saben controlarse, otros si le sacan partido para desinhibirse y como “vasodilatadores”. Yo sinceramente, aún estando 😊😊😊 por la timidez, si pienso en hacer algo lo hago.
    Y en los perjuicios, también estoy de acuerdo, conozco algunos que son unas buenas historias (que no contaré aquí).
    Se puede resumir como aquello “la potencia sin control, no sirve de nada” o “en el equilibrio está la virtud”.
    Supongo que tú también tendrás historias propias o de amigos sobre el tema, no?
    Que el lunes y la semana/mes empiecen bien.
    Muackiños.
    😘😘😘

    1. Deborah Autor del post

      Todos tenemos anécdotas propias y de amigos y conocidos, son experiencias de la vida. Sobretodo en temas de sexo que se suelen compartir más debido al interés que suele generar. Muchas gracias por tu comentario, coincido con tus frases sobre la potencia sin control y el equilibrio. Feliz semana ¡Muuuuuacks!

  2. Martín

    Hola Ali!

    Tienes Instagram? Sería genial tenerte por esa red. Un besazo!!

  3. euro141doc09tc83

    Buenos días!!

    Eso de saber cuando se va a poder practicar sexo no es algo obvio, los hombres tenemos que hacer el esfuerzo mental de estar preparados para ser rechazados, porque siempre es algo probable y bastante, además. De hecho, cuando es más probable tener sexo es cuando invitas a tu ligue a comer a casa, ahí sí que es bastante probable que haya “postre”, pero ahí no suele haber excesos, lo máximo que llegamos a beber es una botella de vino entre dos.

    Otra cosa es que salgas con los colegas de fiesta y ligues, porque ahí sí que es probable que te hayas excedido con las copas y en ese caso, si es posible ir a comer algo antes de tener sexo o incluso dormir juntos y tener sexo mañanero, mejor que tenerlo con el exceso de alcohol.

    1. Deborah Autor del post

      Buenos días, está claro que hay casos y casos. Depende también mucho del país de donde seas, edad que tengas y las costumbres que haya. También de la tolerancia que cada uno tenga al alcohol, claro está. Pero sí, tienes razón en los casos que mencionas. ¡Muchas gracias por tu aportación! Muuuacks

Los comentarios están cerrados.