Squirting: todo lo que debes saber

El placer durante el sexo es muy importante pero en ocasiones puede resultar difícil saber si la otra persona también ha disfrutado. Los hombres cuando alcanzan el orgasmo y expulsan semen, es muy visible. En el caso de las mujeres es diferente. La satisfacción femenina es más discreta y sutil. A excepción de un tipo, el squirting.

Lo primero que hay que dejar claro es que para las chicas, no es lo mismo que la eyaculación normal. ¿Por qué? Muy fácil, en ambos casos se producen líquidos en los genitales pero en el primer caso de forma mucho más potente.

El squirting se podría traducir al castellano como “chorro”. Consiste en la estimulación del punto G y el clítoris. Al hacerlo de forma correcta se produce una elevada excitación y la fuerte expulsión de líquido eyaculatorio conocido como squirt. Muchas personas pueden confundirlo con orina, dando lugar a algunas situaciones incómodas.

Aunque no todas las mujeres son capaces de producirlo. Estudios revelan que depende de la forma y el tamaño de sus glándulas de Skene. Situadas junto al punto G y encargadas de acumular y expulsar el líquido de la eyaculación.

Así que si quieres experimentar y comprobar hasta dónde eres capaz de llegar sigue leyendo. Te damos unos consejos que te ayudarán a conseguir realizar esta práctica y vivirlo en primera persona.

El squirting: todo lo que debes saber

¿Cómo prácticar el squirting?

Lo más importante es estar relajada y cómoda. La mente también es muy importante. Hay que estar concentrada, sin preocupaciones.

  1. El punto G femenino se encuentra en el interior de la vagina, unos pocos centímetros por encima del clítoris. Para estimularlo es necesario primero unos preliminares para que la zona esté húmeda y excitada. Aunque también se puede recurrir a lubricantes para aumentar el placer.
  2. Tras esto, se puede comenzar con la masturbación. Introduce los dedos anular y corazón en la vagina con la palma hacia arriba. Con dos falanges es suficiente, no es necesario más profundo. Una vez dentro dobla los dedos hacia ti, hasta que toques una zona rugosa en la pared vaginal. Ahí está el punto G. También puedes utilizar algún juguete sexual (como los vibradores).
  3. Realiza movimientos circulares sobre él mientras los combinas con presiones intermitentes. Verás cómo su cara se transforma. Puedes juguetear también con el pulgar sobre el clítoris para aumentar su placer.
  4. Es normal que pueda sentir ganas de orinar en estos momentos, pero ello no debe distraeros. Continúa incrementando la fuerza y el ritmo hasta que ella sienta que va a eyacular. En ese momento debes sacar los dedos y estimular los labios mayores mientras levanta sus caderas y hace presión con las nalgas.

Las primeras veces que se realice puede llegar a ser complicado y lento, sobretodo porque no se conoce el cuerpo ni sus capacidades. Pero hay mujeres que son verdaderas expertas en este tema. Lo puedes comprobar en algunos vídeos porno. Así que no te rindas, prueba, disfruta y experimenta los límites del placer. La práctica hace al maestro.

2 comentarios en “Squirting: todo lo que debes saber

  1. Bruxo

    Buenos mediodías de Miérculos DebiS!
    Hoy tocas, nunca mejor dicho, un “botón” con consecuencias espectaculares en algún caso. Aunque tengo entendido que no todas (como comentas) son capaces de ponerse en “modo géiser” 😉.
    Muy buenas recomendaciones, para ambas partes, y que el resultado sea explosivo. Solo te diré que cuando probé se llegó a buen puerto, aunque en alguna ocasión hubo que “cortar el caudal” a tiempo porque no era plan de regar el coche 😎.
    ¿Tú eres de las “elegidas”? Me temo que posiblemente quedaré sin respuesta.
    Que pases buen Miérculos, yo volviendo a la rutina +/- después de un día de hospital/quirófano con la mamma, y de que la mala racha siga en otras cosas.
    Muackiños.
    😘😘😘

  2. Deborah Autor del post

    ¡Buenas tardes! Qué peligro tiene el coche… Pero sí es un momento de éxtasis total. Lo he conseguido en contadas ocasiones. También afectan muchos factores. Ánimo que estamos a mitad de semana, ya verás como todo va mejor… ¡Muuuuuackiños!

Los comentarios están cerrados.