BDSM: un mundo alternativo

Desde que se estrenó 50 sombras de Grey el mundo del BDSM salió un poco más a la luz y se hizo más popular. Es algo muy diferente a la vida normal que contrasta mucho porque se asocia con la violencia y el dolor que no están bien vistos. Y mucha gente sigue pensando que consiste simplemente en pegarse y ya está. La verdad es que es bastante más complejo que todo ello y existen comunidades y locales donde se practica habitualmente.

¿Qué es el BDSM?

Estas siglas se refieren exactamente a Bondage, Dominación, Disciplina, Sadismo, Sumisión y Masoquismo. Aunque dicho así directamente puede generar rechazo por parte de la mayoría de personas.

Si se practica bien puede resultar muy satisfactorio. Personas que disfrutan siendo sumisas, dejándose llevar sin preocuparse ni tener que tomar decisiones solo sintiendo. Otras, al contrario, sintiendo el poder de hacer lo que quiera y ser causa de placer. Hay incluso algunos que solo disfrutan de atar o ser atados y fustigados sin necesidad de llegar al acto sexual y luego tienen a su pareja fuera. Este mundo es mucho más amplio de lo que se suele pensar.

De echo hay muchos a los que no les gusta todo lo que abarca el BDSM si no que disfrutan de una parte. Les gusta el cuero pero no el spanking por ejemplo.

BDSM un mundo alternativo con Skokka

¿Cómo se practica?

Para el BDSM se necesita de manera previa tres cosas: seguridad, confianza y consenso. Sobretodo si estás empezando y descubriendo este mundo alternativo. Necesitas tener confianza en ti y en la otra persona además de comunicaros los límites que establecéis. ¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar? ¿Cuales son tus límites?

Hay comunidades enteras que se reúnen de prácticas más específicas dentro de este mundo. Aunque depende del país algunas son clandestinas y se reúnen en la intimidad. Esto es porque en muchos sitios está muy mal visto este tipo de prácticas.

Tipos que existen ¿Qué se utiliza?

Existen innumerables tipos y especificaciones que mucha gente en todo el mundo práctica y disfruta. Además de que existen diferentes niveles y grados de intensidad. Aquí os dejo algunas de las prácticas:

  • Spanking: azotes producidos por multitud de objetos: manos, palas, fustas, cinturón, látigo, etc.
  • Bondage: mordazas, suspensión, esposas, cuerdas, antifaces…Multitud de complementos que permiten atar a otra persona.
  • Dominación/Sumisión
  • Torturas utilizando: Pinzas, hielo, cera, agua caliente o fría, potro, anillamiento, marcas, asfixia, cosquillas, etc.
  • Humillación verbal
  • Animalismo: Jaulas, collares, comederos, bebederos…
  • Scat: un tipo de fetichismo en el que intervienen orina, excrementos o incluso vómitos.

Son formas diferentes, estilos que según tu forma de ser y pensar pueden resultarte satisfactorios o no. Como bien dicen las madres no sabes si te gusta hasta que lo pruebas pero no lo descartes ni rechaces de primeras. Te sorprendería ver cuánta gente lo practica o lo ha practicado alguna vez en su vida. Como de tantas otras prácticas sexuales, si los que lo practican están de acuerdo y lo disfrutan, ¡adelante!

2 comentarios en “BDSM: un mundo alternativo

  1. antonio gonzalez gomez

    Buenos dias mi querida DebiS,que quieres que te diga,nunca lo he practicado,no me gusta pegar ni que me peguen,algo de Bondage suave y spanking ligero pues si,mola mucho dar azotitos cariñosos en un buen culete y cosas asi,pero de lo demas nada de nada,no te pregunto por tus gustos en este tema pq estas cosas son algo personales,jajajajajajaja,que tal pinta tu dia? te preparo algo rico para comer? tu pide por esa linda boquita y yo te lo preparo con mucho gusto,besitos enormes de miercoles,antes miercoles de culos,jajajaja

  2. Bruxo

    Buenas tardes DebiS!
    La verdad nunca me atrajo eso de atar o pegar, como mucho un azote (Spanking) suave, pero nada más. Me gusta tratar y ser tratado bien, aunque como se suele decir, al final la mayoría se va con quien las trata “peor”. Ya te comenté alguna vez la frase de un conocido, que suena un poco fuerte y no repetiré, pero que en el fondo tiene razón.
    No entiendo como hay gente que goza sufriendo, seré raro/antiguo o como quieras llamarlo en ese aspecto. Y aún así, es primordial el tener esa palabra de seguridad por lo que pueda pasar, y aún así en alguna ocasión en plena faena todavía hay “accidentes”.
    Pero como tú dices, si los que lo practican son felices y no “molestan” a otros, que gocen lo que puedan.
    Que el día sea placentero, sin necesidad de cuerdas, azotes,…
    Muackiños suaviños.
    😘😘😘

Los comentarios están cerrados.