¿Por qué los hombres siguen yendo a clubs?

Paula P.    Mayo 18, 2015    Comentarios desactivados en ¿Por qué los hombres siguen yendo a clubs?

A pesar que la mayoría de hombres no reconocemos que vamos a clubs, en gran parte por la repulsa social alrededor del putero, la realidad  muestra según un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas sobre Actitudes y prácticas sexuales, que el el 24,6% de los hombres reconocemos haber tenido “alguna vez en nuestra vida” relaciones sexuales con una persona a la que habíamos pagado por ello.

¿Por qué los hombres seguimos yendo a clubs?

Foto Arturo J. Paniagua (Flickr CC)

¿Por qué los hombres seguimos yendo a los clubs?

Se pueden distinguir dos tipos de clientes en función de la edad:

  1. Los mayores de 40 años seguimos yendo por los mismos motivos. Normalmente, los clientes cumplimos las siguientes características:
  • Separados que ya no saben cómo ligar o no quieren volver a tener una relación sentimental estable.
  • Personas con grandes dificultades para encontrar mujeres y,
  • Maridos machistas que piensan que su mujer esta para unas cosas y las cochinadas son para disfrutar con las putas.

En términos generales se trata de clientes con ganas de experimentar nuevas experiencias sexuales.

  1. Pero ha surgido un segundo tipo de clientes que han supuesto una bombona de oxígeno para los clubes: jóvenes entre 20 y 40 años que buscan ocio.

Estos chicos buscan profesionalidad y la variedad que sus novias o que las chicas que conocen en su vida diaria no les saben ofrecer.

Para los chicos jóvenes ha dejado de ser un tabú para pasar a ser un bien de consumo.

Igual que alquilan un velero para una despedida de soltero o juegan al paintball, acuden a un club para bailar, tomar unas copas con prostitutas y por qué no pagar por sus servicios.

Hoy en día nos encontramos ante una gran realidad: Mayor facilidad de encontrar pareja no está asociado a menor tasa de prostitución.

¿Por qué los hombres seguimos yendo a clubs?

Antaño cuando la oferta era menor muchos hombres tenían temor a la hora de entrar en un club de carretera.

Hoy en día hay clubs que son auténticas salas de baile, lugares agradables donde tomar una copa con una escort joven y que se están reinventando hasta el punto que incluso en Asturias hemos visto como un club ofrecía jornadas gastronómicas de callos y churrascos.

A medida que los clubs vayan profesionalizándose y ofreciendo mejores condiciones a las profesionales, será un sector que seguirá creciendo porque la gente joven ha sido criada con menos tabúes y seguirán solicitando servicios sexuales de calidad.